Recientemente, en la zona de La Paragua, estado Bolívar, se produjo un accidente minero. Al respecto, el gobernador de la región, Ángel Marcano, ofreció declaraciones sobre el incidente, destacando los desafíos que enfrenta la industria minera en la zona.

Marcano señaló que la actividad minera en Venezuela siempre ha sido ilegal. Sin embargo, mencionó que con la implementación de la política del Arco Minero, se ha empezado a normalizar, y con ello, a asignar áreas que no afecten negativamente el medio ambiente.

“Si la minería no se gestiona adecuadamente, puede causar un gran impacto y el daño es significativo, por lo tanto, debe ser controlada. Antes del Arco Minero, no había regulación, solo concesiones a empresas extranjeras. Hemos iniciado un proceso en desarrollo y lo apoyamos”, expresó Marcano.

El Gobernador resaltó que la entidad bolivarense, es una región con una importante actividad minera y que continuará siéndolo. No obstante, subrayó la necesidad de establecer condiciones para prevenir tragedias como la ocurrida en la población de La Paragua.

Indicó que hasta el momento, existen 208 personas rescatadas, 16 heridos y 16 fallecidos como consecuencia del suceso ocurrido en la mina La Bulla Loca de la mencionada localidad.

Escrito por: Vianne Antón