2004

El empresario Wilmer Ruperti adquiere la Planta Televisiva e inicia  la creación de un nuevo proyecto para convertirlo en un Canal de información, registrado bajo la marca Canal i.